no tiene chats blindadores

Foto: Diario Jornada

HUAICOS: UNA CONSTRUCCIÓN SOCIAL

Análisis desde la resiliencia y la reducción de la desigualdad

"Los peligros naturales y los provocados por el hombre, coexisten a diario con altos niveles de vulnerabilidad física, social y económica, exacerbadas por condiciones de desigualdad" - Allan Lavell

Erika Cienfuegos

Publicado: 2019-02-10

Huaioos, inundaciones y lluvias, son el titular de estas últimas semanas. Sin embargo, todos los años se prevee este tipo de eventos que no son abordados por las autoridades como debe ser. En ese sentido, es importante redimensionar, redefinir y aportar desde la práctica y la realidad.

Lo urbano es obvio, más del 80% de las sociedades, actualmente, son urbanas. Por ejemplo, África está entrando a una dinámica muy rápida de urbanización y es un proceso tangible, al igual que las metrópolis de Latinoamérica y las ciudades al interior de nuestro país. 

Es importante centrar nuestra atención a las áreas urbanas que involucran una variedad de expresiones particulares alrededor del concepto “ciudad”, la misma que frecuentemente es afectada e impactada por diversos fenómenos que intervienen en su procesos de desarrollo. En la gestión del riesgo de desastres, la manifestación hacia el futuro se va a dar en entornos donde tal vez sea mucho más controlable y posiblemente estará encima del tema, precisamente porque están en crecimiento hacia el futuro y no está tan osificado el riesgo, es decir, no está tan arraigado y es todo un desafío. 

En ciudades en crecimiento se podría trabajar para que lo prospectivo esté por encima de lo correctivo, en términos oficiales. Por lo tanto, la igualdad, también se encuentra en re-definición respecto a qué queremos decir con igualdad urbana y por supuesto estamos relacionándolo con “(...) acceso desigual a múltiples factores de la vida”, que pueden ser desde el empleo, ingresos, etc., que subyacen de otras causas; pero también, estamos hablando del acceso a los servicios urbanos y acceso a la tierra urbana, que es como un disparador de muchos de los problemas de riesgo en las ciudades de hoy, como la falta de acceso a terrenos seguros y la renta urbana que juega un papel muy importante en este proceso.  

Es evidente los bemoles que existen para definir ¿en qué sentido la gestión del riesgo (y aquí encontramos a los huaicos, inundaciones, incendios, etc.), juega un rol que más allá de definir pérdidas y daños en una situación de desastres?, ¿cómo la gestión del riesgo pasaa a ser una estrategia de desarrollo? y ¿en qué medida ha sido una estrategia de desarrollo hasta la fecha?. Si bien cada año el MEF asigna un presupuesto a través del PPR068 a los sectores, gobiernos regionales y locales para trabajar sobre todo la prevención y la reducción del riesgo, vemos que cada año, en esta época de lluvias y con anuncio de un leve Fenómeno de El Niño, poco o nada se han hecho para tomar medidas que contribuyan con la reducción de los riesgos. No solo es ver a la gestión del riesgo como acciones para construir un dique para evitar el desborde del río o de construir muros en las laderas para evitar el deslizamiento que podría afectar a las viviendas y personas; la idea es ver a la GRD como una estrategia para el desarrollo, cosa que no es vista así por los políticos ni los técnicos.

Cuando hablamos de las ciudades es importante hablar desde la prospectiva y de los posibles riesgos que pueden presentarse en las ciudades; por lo tanto, estamos en un contexto, donde en las ciudades han habido múltiples formas de enfrentar el problema del riesgo, los más avanzados van junto con adaptación al cambio climático para el manejo de la gestión ambiental, por ejemplo, la recuperación de manglares o recuperación de zonas de inundación en ciudades, al poner un dique y si el dique se hunde ya tenías el problema repetido, por lo tanto, en muchas partes están retirando los diques y dejando espacios naturales para la recuperación de los ríos. 

En ese sentido, Allan Lavell estudioso científico social y ganador del premio Sasakawa señala que "actualmente enfrentar el tema de gestión del riesgo de desastres, es enfrentar el tema desde la reducción, un proceso que se encuentra en transición; pero que aún falta construir un mecanismo para transformar la gestión del riesgo de desastres como parte del desarrollo sostenible y no solamente como un mecanismo para reducir daños y pérdidas que van a suceder por errores históricos y ese es finalmente, lo que se quiere discutir". Esto en alución a la importancia de trabajar con un enfoque prospectivo, considerando que actualmente, los huaicos e inundaciones (particularmente) son ahora parte del proceso de construcción social de las ciudades, en el sentido que se construyen y se exacerban, en cuanto las viviendas le quitan terreno al río, habitan los cerros y sus quebradas bravías, luego los supuestos afectados, caen en el círculo vicioso del asistencialismo utilitario en épocas de "emergencias" y en el debilitamiento de la resiliencia social. 

Este proceso, parece simple, sin embargo, esconde una trampa, la desigualdad social que se incrementa y se disfraza con las cifras que bota la emergencia. 


Escrito por

Erika Cienfuegos

Comunicadora social, Maestrista en Gerencia de Proyectos Sociales, especialista en gestión de riesgos y CC en el marco del desarrollo.


Publicado en

Wuaytarayka

Espacio dedicado a brindar información y reflexiones sobre la gestión del riesgo de desastres, género y cambio climático en el Perú.