VacúnateYa!

Invisible y silenciosa violencia en pandemia

¿Dónde están las miles de mujeres y niñas desaparecidas?

Publicado: 2021-11-27

Puede ser tu hermana, prima, hija, tu novia o tu misma madre, la que sin motivos "aparentes", podría desaparecer hoy. En el Perú, desaparecen en promedio 16 mujeres y niñas por día, según un último informe de la Defensoría del Pueblo. Más del 80% son adolescentes. Antes de la pandemia, los registros indican que desaparecían en promedio 5 mujeres por día, en el 2020 esta cifra se duplicó y ahora en el 2021, se ha triplicado. Hasta el momento, son casi 3 mil mujeres y  sobre todo niñas, adolescentes desaparecidas.

Más que cifras, frías y que quizá para algunos no parece relevante, son cientos, miles de familias que buscan a sus desaparecidas sin respuesta. "Nos están violentando, matando y desapareciendo sin una respuesta efectiva del sistema de protección, esto sinceramente nos INDIGNA", reflexiona Francisca Flores, activista de la Red de Mujeres Sin Frontera (RMSF). 

Sinceramente, no es poca cosa, son casi 3 mil familias que todos los días buscan a sus desaparecidas, sin descanso, ninguna las da por muertas. La incertidumbre parece más un cáncer que carcome, debilita, duele a gritos, acaba por dentro, pero no termina. Muchas tomarían la noticia de que estuvieran muertas, como hasta reconfortante para acabar con la agonía de la maldita incertidumbre.

Otro caso, muy preocupante, son el incremento en la tasa de embarazos en niñas y adolescentes durante la pandemia. "Llegan al hospital niñas entre 11 a 16 años a dar a luz y cuando se les pregunta quién es el padre, ellas dicen que es de su novio o pareja y cuando aparece él, se trata por lo general de adultos que duplican o triplican la edad de las pacientes. Llevo más de 1 año en la maternidad del Hospital de Contingencia y he visto que estos casos se han ido incrementando" ¿y el protocolo no se aplica, claramente se trata de violaciones?, "el personal por lo general no dan cuenta a la policía ni fiscalía, por el papeleo, el tiempo que se invierte y no quieren verse involucrados en las investigaciones", señala una fuente del Hospital de Contingencia COVID19 de Pucallpa. 

En un estudio de la Cruz Roja (2019), sobre el análisis del incremento de la violencia basada en género en contextos de emergencias y de otras agencias humanitarias como el Comité Permanente de Organismos (IASC siglas en inglés) a nivel global, dan cuenta que existe una relación directa de estos fenómenos; es decir, violencia y emergencias son hermanas en el contexto de cualquier desastre que pueda ocurrir. Esto quiere decir que, cuando se planifica o se desarrollan los programas de respuesta frente a las emergencias y desastres, es muy importante evaluar los indicadores de violencia basada en género y a partir de ello, establecer e incorporar medidas considerando por ejemplo, las directrices para la integración de las intervenciones contra la violencia de género en la acción humanitaria de respuesta determinada en la IASC. 

Al parecer para quienes hacen las políticas, las leyes y nos gobiernan, no son capaces de ver, analizar y considerar esta pandemia silenciosa de la violencia en el marco de una respuesta efectiva durante la emergencia sanitaria. La EIU (Equipo Itienerante de Urgencias) son insuficientes, los refugios temporales para víctimas de violencia no están implementados a nivel nacional; así como solo tenemos 13 UPEs (Unidad de Protección Especial) para proteger a nuestros niños, niñas y adolescentes. 

Así como se han invertido millones de millones de dólares en vacunas, ojalá también se invirtieran similares montos para combatir esta pandemia de violencia que nace, vive y se reproduce en la sombra del machismo, por lo general, encubierto en el seno familiar. Necesitamos declarar en emergencia el modelo de familia nuclear y junto con ello el sistema nacional de protección. 

Por ahora solo nos queda, inyectarnos de solidaridad, sororidad, justicia, confianza y humanidad. Hace falta que sanemos como sociedad pero de manera integral. Por mi hija, que es una adolescente de 13 años, tengo la esperanza que podamos contruir un país más justo, libre de violencia, en igualdad de condiciones, limpio y resiliente. 

VER TEMAS RELACIONADOS A
#ViolenciaGenero #DobleEmergencia #MásIgualdad #25N

Escrito por

Erika Cienfuegos

Comunicadora social, Maestrista en Gerencia de Proyectos Sociales, especialista en gestión de riesgos y CC en el marco del desarrollo.


Publicado en

Wuaytarayka

Espacio dedicado a brindar información y reflexiones sobre la gestión del riesgo de desastres, género y cambio climático en el Perú.